LATEST NEWS

Violencia de genero prostitutas asesino de prostitutas

violencia de genero prostitutas asesino de prostitutas

Su muerte no va a ser objeto de la atención de los medios de comunicación a no ser que se pueda explotar el amarillismo y el morbo. Es posible que su desaparición pase inadvertida por un tiempo o siempre por que nadie la denuncie como ha ocurrido en este caso con Jenni. Si su desaparición se denuncia, es entonces posible que la policía no sienta la misma presión para encontrar al asesino; es también posible que los jueces no sientan la misma presión para imponer una pena ejemplar.

Los medios han explotado esa faceta del personaje, pero en pocas informaciones hemos podido leer que se trataba de un asesino machista. Recordemos en este sentido que antes de matar a Ada y a Jenni el asesino tuvo relación con prostitutas españolas a las que no mató.

Impide que puedan acceder a la protección que se brinda a estas víctimas, impide que puedan utilizar los recursos materiales que el Estado pone a su disposición, impide también que los agresores sufran el agravamiento de las penas por sus crímenes.

Para este sector del feminismo cualquier acercamiento a la prostitución que no sea desde la condena en bloque y sin matices es lo mismo que legitimarla. La prostitución es esclavitud, y dentro de ésta no hay distintos niveles de violencia. Hay otro sector del abolicionismo que opina que la prostitución es siempre una institución de desigualdad, que su función no es otra que legitimar y reforzar esta desigualdad y que es por tanto una institución siempre inaceptable.

Hay mucha violencia dentro de la prostitución, desde luego, pero si todo es violencia entonces nada lo es. Considerar que las prostitutas son personas cuyo destino es ser víctimas de la violencia masculina es lo que el machismo ha venido defendiendo desde siempre para mantenerlas en su estatus de opresión.

Aun ahora hay sentencias judiciales que parecen seguir considerando que, efectivamente, una prostituta no puede esperar otra cosa que recibir violencia. Sino que el desorden se debía a la pelea y forcejeo entre los dos protagonistas del suceso. Mari Paz llevaba años dedicada a la prostitución y las hipótesis iniciales se mueven entre que pudo ser víctima de un cliente no sería la primera vez que alguno se enfrentaba violentamente con ella o de su exmarido. El Grupo VI de Homicidios se encontraba anoche buscando a este hombre, que estaba en paradero desconocido.

La finada tenía un hijo de 11 años con una expareja, y una hija, mayor, con otra. Fuera quien fuera el asesino, Mari Paz le franqueó la entrada, pero, tras el crimen, el homicida dejó la puerta del piso abierta. Sobre la hora del ataque mortal, a falta de la autopsia, los investigadores tienen el testimonio de una vecina, que relató que a las 3 de la madrugada escuchó ruidos en el interior de la vivienda.

Una tónica bastante habitual. De hecho, a Mari Paz la denunciaron sus vecinos en, al menos dos ocasiones, una de ellas por amenazar a un menor del bloque. La víctima y su exmarido se habían cruzado también demandas por agresiones. En el registro policial obran órdenes de alejamiento del hombre de los años y , que llevaban dos años inactivas, precisaron nuestros informantes: La convivencia con su excompañera de piso, que se personó muy compungida tras conocer lo ocurrido, tampoco fue precisamente buena.

Relató que Mari Paz no pagó el alquiler durante el año en que compartieron techo, bebía mucho y hasta tomaba en prenda objetos de valor de sus clientes para evitar que se fueran sin pagarle el servicio.

Se hartó de ella el día que la amenazó con un cuchillo: Mientras Mari Paz cuidaba de su hijo los fines de semana, el resto de la semana lo pasaba trabajando y cuidando de su yorkshire, al que ayer trasladaron a la perrera municipal.

Violencia de genero prostitutas asesino de prostitutas -

Manela Quesada, 56 años. En el registro policial obran órdenes de alejamiento del hombre de los años prostitutas en cardedeu club prostitutasque llevaban dos años inactivas, precisaron nuestros informantes: Aun ahora hay sentencias judiciales que parecen seguir considerando que, efectivamente, una prostituta no puede esperar otra cosa que recibir violencia. Cris Mairi Pineda Ferran, 30 años. El segundo caso de violencia machista de ayer ocurrió a las La inversión total del Ayuntamiento de Madrid para alcanza los ,4 millones. Posteriormente a la aplicación de esta ley, todos los acuerdos internacionales han ampliado el concepto de violencia contra las mujeres y han introducido otros casos.

Patricia Zurita Pérez, 40 años. La mujer fue apuñalada por su marido, la pareja estaba en proceso de divorcio. La mujer deja huérfano un menor de edad de 10 años aunque era madre de otros dos hijos mayores, de 22 y 19 años. Doris Valenzuela Angulo, 39 años. Murcia Región de Murcia. La mujer murió acuchillada por su pareja, que huyó tras el feminicidio hasta ser detenido por la Policía.

Deja huérfano un menor de edad. María José Bejarano Jiménez, 43 años. La mujer fue degollada por su expareja. Deja huérfanos una hija y un hijo menores de edad. Silvia Plaza Martín, 34 años. Burgos Burgos, Castilla y León.

La mujer murió tras propinarle una paliza su expareja en las inmediaciones de un bar en el barrio de Gamonal. Mar Contreras Chambó, 21 años. Las Gabias Granada, Andalucía.

Feminicidios íntimos no oficiales. La mujer murió por un disparó en el torax a manos de su pareja, quien declaró que fue "accidental". A la espera del avance de la investigación judicial hemos clasificado el caso como feminicidio íntimo. La mujer fue asesinada con una veintena de puñaladas por un hombre vecino de la vivienda de la madre de la víctima. Leticia Rosino, 33 años. Castrogonzalo Zamora, Castilla y León.

Feminicidio no íntimo por intento de agresión sexual. El hombre, un pastor de 60 años, intentó violarla pero la mujer se resistió e intentó escapar; el agresor, con antecedentes por una violación que cometió en , la alcanzó y la mató a pedradas. Valladolid Valladolid, Castilla y León. Asesinada por su hijo. Manela Quesada, 56 años. Carmen Nola Martín Merante, 59 años.

Asesinada por su hijo en un triple crimen, en el que también el victimario asesinó a su padre y a su abuelo materno. Antonia Parra, 56 años. Las Torres de Cotillas Región de Murcia. Detenido como principal sospechoso su hijo mayor. En el mismo crimen, fue asesinado también el hijo menor de Antonia, de 23 años. Fue apuñalada hasta la muerte por su yerno en el negocio familiar fundado por la víctima.

Asesinada junto a su esposo por su hijo con una pistola utilizada para sacrificar ganado. Florentina Jiménez, 69 años. Asesinada junto a su hija María José por su exyerno, que la hirió de gravedad y prendió fuego a la casa.

Asesinada a puñaladas por su hijo de 38 años. Asesinada por su abuelo también fue detenida la madre de la bebé, ambos acusados de homicidio. Getafe Comunidad de Madrid. Asesinada por su padre. Madrid Madrid, Comunidad de Madrid. Cris Mairi Pineda Ferran, 30 años. Nombre y apellidos no conocidos, 48 años. A la espera del avance del proceso judicial, de momento lo hemos clasificado como un caso sin información suficiente.

Nombre y apellidos no conocidos, 45 años apróx. Roquetas de Mar Almería, Andalucía. Fue hallada muerta con signos de violencia por su compañera de piso.

Mercedes Martín Ayuso, 42 años. La mujer fue tiroteada por un hombre cuando iba a dejar a su hijo al colegio; el niño de 12 años resultó herido pero su vida no corre peligro. Para este sector del feminismo cualquier acercamiento a la prostitución que no sea desde la condena en bloque y sin matices es lo mismo que legitimarla.

La prostitución es esclavitud, y dentro de ésta no hay distintos niveles de violencia. Hay otro sector del abolicionismo que opina que la prostitución es siempre una institución de desigualdad, que su función no es otra que legitimar y reforzar esta desigualdad y que es por tanto una institución siempre inaceptable. Hay mucha violencia dentro de la prostitución, desde luego, pero si todo es violencia entonces nada lo es. Considerar que las prostitutas son personas cuyo destino es ser víctimas de la violencia masculina es lo que el machismo ha venido defendiendo desde siempre para mantenerlas en su estatus de opresión.

Aun ahora hay sentencias judiciales que parecen seguir considerando que, efectivamente, una prostituta no puede esperar otra cosa que recibir violencia. Otra de las razones para no incluir a las prostitutas dentro de las medidas específicas contra la violencia de género es que, efectivamente, considerar la violencia que hay en la prostitución como violencia machista supondría para las instituciones asumir la obligación de entablar un combate real y sin cuartel contra las mafias y los proxenetas, contra toda la prostitución forzada.

No son pocas las ciudades en las que la policía persigue o acosa a las prostitutas para echarlas de la calle utilizando medios violentos como persecuciones desde los coches patrullas, detenciones indiscriminadas e injustificadas, uso de sprays, etc El objetivo de estas acciones es echar a las mujeres de la calle, no el de detener a los proxenetas ni molestar a los clientes.

Barcelona es un ejemplo de esta violencia institucional contra las mujeres que ejercen la prostitución. El otro problema es el origen de muchas de estas mujeres. La mayoría son inmigrantes sin papeles y en este caso el objetivo del Estado es expulsarlas, no protegerlas.

violencia de genero prostitutas asesino de prostitutas

0 thoughts on “Violencia de genero prostitutas asesino de prostitutas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *