LATEST NEWS

Prostituyen prostitutas thailandesas

prostituyen prostitutas thailandesas

Cientos de millones de pesos entran mes a mes al Eje Cafetero procedentes de las remesas o giros que envían desde el exterior los paisanos de esa zona del país, quienes encontraron mejores rumbos en Europa y Estados Unidos. Estas remesas las envían a sus respectivas familias cerca de mujeres, la mayoría paisas, que salieron de sus casas para encontrar un mejor futuro. Pero estas mujeres se van a vender su cuerpo.

Su historia inició a principios del cuando fue contactada por un colombiano de 33 años que viajaba constantemente a China. Lo que vivió lo vio replicado en varias chicas que posteriormente ella misma convenció para que siguieran sus pasos. Antes de llegar a China, Xiomara ya tenía una abultada deuda. Dentro del paquete que le ofrecieron estaba incluida la visa, que en promedio cuesta dólares.

Compartía los gastos, pagaban al mes cerca de dólares, casi dos millones de pesos en sólo arriendo, administración y servicios. Hay también, dijo, gran presencia de indios. Kama les da de cortesía a todas las mujeres una copa de whiskey, trago que preferentemente se consume en la disco.

Bailan, ríen, mientras consumen botellas de whiskey. Cada litro puede llegar a costar dólares; gastos pagados en su totalidad por el cliente. Luego de compartir un ambiente rumbero por algunas horas, salen con destino al hotel en el que se encuentra hospedado el cliente. Y también sin proxenetas. Cerca de las discotecas de RCA también pululan a las noches, esperando a quienes no se llevaron nada a la boca entre copas.

Incluso en algunas zonas oscuras de Pracha Songkhro, cerca del centro deportivo Thai-Japan. Se lo confesó a sus amigas cuando llegó un día con un teléfono nuevo. En Occidente sería realmente difícil entender las motivaciones de Namfon.

Como opinión personal, yo culpo de ello al sistema tailandés. Si bien hay que entender que lo de abrirse de piernas por unos billetes no tiene el mismo estigma en Asia que en Occidente. Y no hace falta quedarse en Asia, ya que los abusivos precios de las universidades estadounidenses fuerzan a muchas chicas a dedicarse a lo mismo.

No es un trabajo, sino algo a lo que se dedican una parte de su vida y que ocultan el resto de sus vidas. Así que muchos recorren las calles para dar rienda suelta a lo suyo.

Hace unos meses, BK Magazine publicó una entrevista a uno de estos chicos. Sin pelos en la lengua. Dicho artículo revelaba que también hay chicos universitarios dedicados a ello.

Que se pueden hacer hasta 1. Y que algunos de los clientes habituales de estos chicos son policías , que se acercan polla en mano a ellos y no con el talonario de multas. De los hartones de curro no se libra, ya que hay noches que se hace a ocho clientes.

Igual que el mercado homosexual encuentra refugio en la calle, también las señoritas con manivela tienen su mercado a la orilla de la carretera. Un occidental en Bangkok puede pasearse con una ladyboy como si nada, pero a los tailandeses esto les cuesta.

Lo que no quiere decir que no exista un mercado. A estas dos chicas de Laos las detuvieron por hacer la calle. La policía las trató como si fuesen chicos, sólo que tienen manivela. Eso hace que muchas ladyboys se apeen a la carretera, buscando amantes furtivos que nunca reconocerían entre copas con sus amigos que les gusta darle a la manivela.

Porque en esto de hacer la calle también importan las banderas. Bangkok muchachas putas tailandesas.

Prostituyen prostitutas thailandesas -

Prostitución y feminización de las migraciones De forma significativa, los estudios por países que venimos citando apenas encontraron mujeres, por no decir que no hallaron ninguna, que estuvieran trabajando como prostitutas en las poblaciones o aldeas en que habían crecido. Bangkok muchachas putas tailandesas.

Como ocurre con la prostitución de los adultos, no disponemos de datos exactos sobre la prostitución infantil. Un informe de calculó en En , una estimación para Tailandia hablaba de entre De forma significativa, los estudios por países que venimos citando apenas encontraron mujeres, por no decir que no hallaron ninguna, que estuvieran trabajando como prostitutas en las poblaciones o aldeas en que habían crecido.

En la India trabajan como prostitutas unas El informe identifica la feminización de la migración laboral como uno de los principales factores que alimentan el crecimiento del sector del sexo.

La mayoría de ellas proceden de Filipinas y de Tailandia. Mujeres tailandesas trabajan como prostitutas por toda Asia, así como en Australia, Europa y los Estados Unidos. Los flujos de prostitutas que recorren el Sur y el Sudeste de Asia se describen, por su regularidad y complejidad, como algo semejante a las idas y venidas cotidianas de los habitantes de los suburbios de las grandes ciudades para iniciar y al concluir su jornada laboral.

Pero, reconociendo plenamente la complejidad de atajar por entre la maraña de percepciones ambivalentes, inconsistentes y contradictorias que envuelve el tema de la prostitución, ofrece algunas recomendaciones para el desarrollo de una toma de posición política.

La OIT asevera que es imprescindible distinguir nítidamente entre el tratamiento que cabe dar al tema de la prostitución de los adultos y las medidas que se precisan para eliminar la prostitución infantil.

Los niños son invariablemente víctimas de la prostitución, mientras que los adultos pueden escoger como ocupación el trabajo sexual. El estudio de la OIT señala que algunas prostitutas eligen libremente trabajar en el sector del sexo, que otras entran en él presionadas por la pobreza y las terribles circunstancias económicas, y que otras, en fin, son introducidas en ese trabajo mediante coacciones o engaños.

Para quienes han sido sometidos por la fuerza, el engaño o la violencia, la prioridad debería ser rescatarlos de esa situación, rehabilitarlos y reintegrarlos a la sociedad. Asimismo es importante reconocer que las políticas para la promoción del turismo, la exportación de mano de obra femenina a otros países en busca de empleo, la promoción de las migraciones del campo a la ciudad para proporcionar una mano de obra barata a una industrialización orientada a la exportación, etc.

La OIT lanza una advertencia: Deberían abordarse también medidas orientadas a sus clientes, teniendo en cuenta que la cadena de trasmisión desde el sector del sexo a la población incluye personas que practican el sexo sin protección alguna con sus esposas o con otras personas.

Cientos de millones de pesos entran mes a mes al Eje Cafetero procedentes de las remesas o giros que envían desde el exterior los paisanos de esa zona del país, quienes encontraron mejores rumbos en Europa y Estados Unidos. Estas remesas las envían a sus respectivas familias cerca de mujeres, la mayoría paisas, que salieron de sus casas para encontrar un mejor futuro. Pero estas mujeres se van a vender su cuerpo.

Su historia inició a principios del cuando fue contactada por un colombiano de 33 años que viajaba constantemente a China. Lo que vivió lo vio replicado en varias chicas que posteriormente ella misma convenció para que siguieran sus pasos. Antes de llegar a China, Xiomara ya tenía una abultada deuda. Dentro del paquete que le ofrecieron estaba incluida la visa, que en promedio cuesta dólares. Compartía los gastos, pagaban al mes cerca de dólares, casi dos millones de pesos en sólo arriendo, administración y servicios.

Se lo confesó a sus amigas cuando llegó un día con un teléfono nuevo. En Occidente sería realmente difícil entender las motivaciones de Namfon. Como opinión personal, yo culpo de ello al sistema tailandés. Si bien hay que entender que lo de abrirse de piernas por unos billetes no tiene el mismo estigma en Asia que en Occidente.

Y no hace falta quedarse en Asia, ya que los abusivos precios de las universidades estadounidenses fuerzan a muchas chicas a dedicarse a lo mismo.

No es un trabajo, sino algo a lo que se dedican una parte de su vida y que ocultan el resto de sus vidas. Así que muchos recorren las calles para dar rienda suelta a lo suyo. Hace unos meses, BK Magazine publicó una entrevista a uno de estos chicos. Sin pelos en la lengua. Dicho artículo revelaba que también hay chicos universitarios dedicados a ello. Que se pueden hacer hasta 1. Y que algunos de los clientes habituales de estos chicos son policías , que se acercan polla en mano a ellos y no con el talonario de multas.

De los hartones de curro no se libra, ya que hay noches que se hace a ocho clientes. Igual que el mercado homosexual encuentra refugio en la calle, también las señoritas con manivela tienen su mercado a la orilla de la carretera.

Un occidental en Bangkok puede pasearse con una ladyboy como si nada, pero a los tailandeses esto les cuesta. Lo que no quiere decir que no exista un mercado.

prostituyen prostitutas thailandesas

0 thoughts on “Prostituyen prostitutas thailandesas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *