LATEST NEWS

El chulo de las prostitutas prostitutas gran via

el chulo de las prostitutas prostitutas gran via

Otras no lo hacen", cuenta con orgullo Raquel, que es portuguesa, y que ahora tiene un buen motivo para estar recelosa: En un cuaderno de espiral va haciendo cruces cada vez que sale una pareja de un cuarto. Cada vez que entra una chica al piso, ella le entrega un montón de papel higiénico. Luces rojas para dar ambiente. Son muchachas muy jóvenes.

Lo ves, sabes que son muy jóvenes", asiente la dueña del piso. En la espera, las prostitutas, jovencísimas, y sus clientes se comportan como si fuesen novios.

Van cogidos de la mano y se hacen cariños. De las habitaciones salen gemidos y las paredes vibran como si fueran de papel. Luego llama con los nudillos para meter prisa a una pareja que ya ha sobrepasado el límite de los 15 minutos. Si viene alguien, le digo que estoy con unas amigas", justifica Mariana.

Una estratagema para eludir la presión policial puesta en marcha por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

Gallardón emprendió en marzo de la operación "contra la esclavitud sexual" en la calle de la Montera Centro , a la vez que anunció que extendería la medida a otros barrios de Madrid donde también se ejerce la prostitución, como la cercana calle del Desengaño, la Casa de Campo y el distrito de Villaverde.

Para evitar problemas, las madames de la calle de Jardines han contratado a Lucho, un ecuatoriano alto y fuerte, para que haga de guardia de seguridad. Lucho lleva tres años en España y es un hombre de apariencia fiera.

Con las rumanas es muy distinto. Sus chulos son peligrosos", masculla. Y es que desde hace un año las rumanas, con sus proxenetas, han barrido de la calle de la Montera a las latinoamericanas y a las africanas. Jessica tiene un juicio pendiente 'con una marroquí' por una pelea en plena calle. El otro día vieron a otras chicas nigerianas agredir 'a una nueva' que quería coger sitio. Tanto Gimena como Jessica cobran 30 euros por irse con un cliente un cuarto de hora. Trabajan por la tarde, a partir de las cinco y se quedan, normalmente, hasta las diez de la noche.

De momento, no quiere traérselo, porque no le gusta la educación española, a la que tilda de 'demasiado liberal'. Ninguna ha coqueteado con las drogas, dicen, tan solo prueban de vez en cuando el alcohol. Las dos chicas siempre han frecuentado la misma zona, los alrededores de las calles de Desengaño y Ballesta, en pleno centro de Madrid.

Conocen de sobra, porque lo han vivido, las patrullas constantes de la Policía Municipal, una de las medidas del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, para tratar de sacar a las meretrices de las calles cercanas a la Gran Vía.

Jessica menciona el ejemplo de Holanda. Su compañera la escucha con los ojos muy abiertos, y asiente, 'Sí, sí Entonces Gimena suelta un 'ah' y se encoge de hombros.

Jessica no tiene pareja. Gimena sí, es un chico colombiano 'que no se entera', y se le escapa una risa. Pero la Guardia Civil identificó en a La mayoría de las extranjeras que se decidieron a dar nombre y apellidos de sus explotadores es de Rumanía. El estudio de la Federación achaca esta falta de denuncia a que esta no arregla la deuda contraída en el país de origen.

Es decir, la reparación del delito no es tan urgente como mandar dinero a casa. También influye el hecho de que sean inmigrantes sin papeles: En Barcelona fueron detenidos dos hombres acusados de explotar a una menor de edad. La mujer consiguió escapar de la red, pero a los dos años volvió a recibir amenazas.

En su Nigeria natal, la Policía supo a través de Interpol que su padre había sido asesinado. Para la Federación de Mujeres Progresistas, la prostitución y en concreto la explotación de mujeres con fines sexuales es una forma de violencia.

Trabajan por la tarde, a partir de las cinco y se quedan, normalmente, hasta las diez de la noche. De momento, no quiere traérselo, porque no le gusta la educación española, a la que tilda de 'demasiado liberal'. Ninguna ha coqueteado con las drogas, dicen, tan solo prueban de vez en cuando el alcohol.

Las dos chicas siempre han frecuentado la misma zona, los alrededores de las calles de Desengaño y Ballesta, en pleno centro de Madrid. Conocen de sobra, porque lo han vivido, las patrullas constantes de la Policía Municipal, una de las medidas del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, para tratar de sacar a las meretrices de las calles cercanas a la Gran Vía. Jessica menciona el ejemplo de Holanda. Su compañera la escucha con los ojos muy abiertos, y asiente, 'Sí, sí Entonces Gimena suelta un 'ah' y se encoge de hombros.

Jessica no tiene pareja. Gimena sí, es un chico colombiano 'que no se entera', y se le escapa una risa. Pero la Guardia Civil identificó en a La mayoría de las extranjeras que se decidieron a dar nombre y apellidos de sus explotadores es de Rumanía.

El estudio de la Federación achaca esta falta de denuncia a que esta no arregla la deuda contraída en el país de origen. Es decir, la reparación del delito no es tan urgente como mandar dinero a casa. También influye el hecho de que sean inmigrantes sin papeles: En Barcelona fueron detenidos dos hombres acusados de explotar a una menor de edad.

La mujer consiguió escapar de la red, pero a los dos años volvió a recibir amenazas. En su Nigeria natal, la Policía supo a través de Interpol que su padre había sido asesinado. Para la Federación de Mujeres Progresistas, la prostitución y en concreto la explotación de mujeres con fines sexuales es una forma de violencia.

Y esta violencia, aseguran, radica en las desigualdades entre hombres y mujeres. Por este motivo reclaman que a las víctimas se les aplique la Ley Integral de Violencia de Género. Si te parece importante leer noticias como esta es porque crees en el periodismo como herramienta de control de los poderes, en su enfoque social y humano, en su firme compromiso con los derechos de todas, de todos. Calle de la Montera. Cuatro y media de la tarde. La manga corta empieza a dejarse ver y una gran manifestación a favor de la vida colapsa la Puerta del Sol.

Pero nada detiene el oscuro negocio de la prostitución. Allí, al paso de niños, ancianos y turistas, decenas de prostitutas siguen donde siempre parece que han estado, a cada orilla de la calle, también en el medio, aprovechando que es semipeatonal.

Todas hablan con horror de la compatriota rumana que estuvo encerrada, sin comer, a base de latigazos y a la que al final sus verdugos tatuaron un código de barras con la cantidad de su deuda 2.

Las que estamos en Montera por el día lo hacemos voluntariamente. Otra cosa es por la noche. En el otro extremo de Montera encontramos a otras dos jóvenes. También saben el caso de la chica tatuada. El lunes pasado vimos por aquí mucha Policía. Todas las noticias de Madrid. Ver previsión fin de semana. Abogados dicen que al maquinista le podrían caer En Vídeo Toda la actualidad de Local. Detenidos dos clanes de proxenetas que tatuaban códigos de barras a mujeres. Prostitutas con microchip en la A Así se fabrica un traficante de mujeres.

El chulo de las prostitutas prostitutas gran via -

Hay habido putas desde tiempos inmemoriables. Si yo monto un puti como pensión u hotel, supongo que podrías llamarme coloquialmente proxeneta, pero yo no estaría cometiendo delito ninguno si no exploto sexualmente a nadie. Jovenes prostitutas prostitutas en las vegas gracias a la teleserie Aquí no hay quien viva, que tenía como escenario para las surrealistas andanzas de sus protagonistas un edificio ubicado en esta céntrica calle paralela a Gran Vía. Y cuando en Madrid paso por la calle Montera, el paisanaje salta a la vista. Metro reconoce un cuarto caso de un trabajador enfermo por amianto Muere un trabajador de Metro de Madrid que estuvo expuesto a fibras de amianto. Las mujeres de Desengaño perdieron la fe en todo hace demasiados polvos. Va a llegar un momento en que VICE no va a encontrar prostitutas nuevas que entrevistar. Esas mujeres ya lo han perdido todo, como digo, y sobreviven. De hecho algunas veces oigo a locutores que hacen la equiparacion delito-crimen. el chulo de las prostitutas prostitutas gran via

0 thoughts on “El chulo de las prostitutas prostitutas gran via

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *