LATEST NEWS

Prostitutas follando en un club prostitutas carretera

prostitutas follando en un club prostitutas carretera

Llevaban fajos de billetes en los bolsillos. Acabaron con todas las botellas. Por allí también andaban un médico que todos los días venía con su maletín y pedía a las chicas que le pusiesen inyecciones, y otro al que le gustaba que lo paseasen con una cadena atada al cuello por el suelo enmoquetado. El ex alcalde de Casas de los Pinos, del PP, inauguró una placa en uno de los prostíbulos hace diez años.

En este lugar de Cuenca, la mayoría de las prostitutas vienen de Paraguay, donde hay redes de captación. En el escenario canta Karlo, un cincuentón que en los setenta fue finalista del festival de la OTI. A cada rato, uno de ellos coge de la mano a una prostituta y se marcha tan contento a una habitación de la planta de arriba. La escena es casi idéntica, cambiando el atrezo, en el resto de clubes que se apiñan en un tramo de unos pocos kilómetros de la N, donde hay una decena de burdeles con unas mujeres.

Algunos detestan que sus pueblos sean conocidos por la prostitución: La constelación de luces de neón, carteles de mujeres desnudas y sirenas parpadeantes forman ya parte del paisaje. En Casas de los Pinos, por las tardes, se juega en los bares al matarratas, un juego de cartas. Antes de ponerse en faena, el alcalde, Antonio Ruiz PP , aclara de primeras que "no hay vicios de putas en este pueblo". Pero todos tienen una opinión sobre el tema. Las chicas no hacen vida en el pueblo.

Como mucho aparecen para ir al médico o hacer algunas compras. En el pueblo no se vería bien que uno de ellos fuese del brazo de una chica de burdel. Le criticarían, pero tampoco quiere decir eso que a todos les parezca mal a lo que se dedican.

Y a fe que lo intentan. En la comarca se dice que en la azotea hay un helipuerto al que llegan grandes personalidades en busca de juega: Lo que sí se ve en el aparcamiento son coches de gran cilindrada y limusinas.

La colocó hace 10 años el anterior alcalde, José María Madrid, que también aparece hoy por el bar del pueblo. Dice que aquello le costó un disgusto. Le retrataron colocando la placa junto al dueño del garito y el jefe de la patronal de los prostíbulos, José Luis Roberto, un viejo conocido del negocio que también es líder de un partido político de ultraderecha.

Salía sonriente este agricultor, que a punto estuvo de hacerse cura. La foto apareció en toda la prensa local con el titular: El primer alcalde de España que apoya los clubes de alterne. En el pueblo hubo quien le criticó.

Precisamente José María, un cordero de Dios, poniendo aquel cartel en un antro de perdición. Nadie salía de su asombro. Él explica ahora, en frío, que fue una encerrona. Le invitaron a comer los del club y, como dice ser "hombre de bien", de los que no les gusta hacer un feo a nadie, allí que se presentó. Sin saber que iba a quedar inmortalizado como el primer edil en apoyar a los nigths clubs.

Le dejó mal sabor de boca aquel traspiés. Pero nunca lo propongo yo". Cuando tienes a un tío muy drogado, le pasas la tarjeta las veces que sean: A cambio, el dueño te roba en todo: A ver, a mí, que he llegado a ganar 3. Pero muchas trabajan sólo por la droga, por el vicio Con uno muy drogado. Las tres son rumanas. Luego tenemos a Pilar , la mayor. Un garito que no hay manera de cerrar.

Hace un mes, la Audiencia Provincial asturiana dictaminaba su cierre tras el enésimo pleito contra los siempre presuntos propietarios. Dos días después, un artículo en la prensa local: Siempre oculto tras supuestos testaferros: Él lo niega todo terminantemente a este diario: En su lugar, telefonea al periódico un señor llamado Miguel Pérez , que asegura ser el responsable de la actividad: Aprovechando la coyuntura, las tres mujeres nos cuentan -protegidas en el despacho de un abogado- cómo es la vida en un putiferio de carretera.

Morbo poco, explotación laboral mucha. Son prostitutas, pero podrían ser teleoperadoras hartas de ser pisoteadas. Como reza el dicho: Lo cuentan ellas solas. Tandas de 21 días [la otra semana del mes es para la regla].

Era todo un fraude. Teníamos contrato, con sueldo de euros. Por supuesto, no nos lo pagaban. De los 30 euros de cada copa, la mitad era para ellos. El contrato era de camarera, o de animadora, o de no sé qué de ocio. Da igual, todo mentira. Si te ibas con un cliente, te cobraban 90 euros por salir, pero también si te ibas con tu novio. La jornada era, como es en todos los puticlubs, de cinco de la tarde a cinco de la mañana Si no bajabas justo a la hora en que abrían, multa.

Si estabas mal de salud y te subías un rato a la habitación, multa. Bueno, yo sé de embarazadas que han muerto en puticlubs porque el jefe les ha dicho:

prostitutas follando en un club prostitutas carretera

Prostitutas follando en un club prostitutas carretera -

La carne que vende el local es otra, en todo caso. Se baila cumbia, salsa, merengue. Ahora, si me lo dicen, me piro.

Prostitutas follando en un club prostitutas carretera -

Yo hacía lo que fuera por quitarme de encima al cliente, muchos van tan ciegos que en un rato te largas y ni saben si se han corrido o no Le dejó mal sabor de boca aquel traspiés. Si no bajabas justo a la hora en que abrían, multa. No cabe hoy esa versión en la sala El Molino. Hay clientes de todo tipo: Se refiere a otro juicio en marcha en Asturias:

Salía sonriente este agricultor, que a punto estuvo de hacerse cura. La foto apareció en toda la prensa local con el titular: El primer alcalde de España que apoya los clubes de alterne. En el pueblo hubo quien le criticó.

Precisamente José María, un cordero de Dios, poniendo aquel cartel en un antro de perdición. Nadie salía de su asombro. Él explica ahora, en frío, que fue una encerrona. Le invitaron a comer los del club y, como dice ser "hombre de bien", de los que no les gusta hacer un feo a nadie, allí que se presentó.

Sin saber que iba a quedar inmortalizado como el primer edil en apoyar a los nigths clubs. Le dejó mal sabor de boca aquel traspiés. Pero nunca lo propongo yo".

La indiferencia de primeras, esa mueca que pone José María a los que quieren acabar la noche en el club, es su pequeña venganza contra el negocio. Aquí han actuado también Los Chicos o Manolo de Vega. Hay clientes de todo tipo: Se baila cumbia, salsa, merengue. La mayoría de las prostitutas son de Paraguay. Las redes de captación de chicas, antes instaladas en Brasil y Colombia, se han fijado ahora en el país suramericano.

Trabajaba antes en su país de camarera con un sueldo miserable. Le propusieron venir a España para trabajar en el burdel. No soy esclava de nada. Vine a ganar dinero", asegura. Sólo le molesta que le pidan "perversiones" en la cama y que vengan algunos clientes a prometerle que le van a hacer los papeles y a sacarla de este mundo.

No se escuchan esta noche historias tristes. Aparentemente, todo es juerga, diversión. Ni rastro del drama de la prostitución.

Nadie habla sobre los problemas que supone abandonar un país, vivir en un club de carretera, venderse al primero que entre. No cabe hoy esa versión en la sala El Molino. Las chicas le saludan, le vitorean, y él no para de preguntarles de forma retórica si éste es el sitio donde mejor les han cuidado. Todas dicen que sí, claro. Flores cuenta que la treta para saltarse la legalidad es decir que esto es un hotel, con una discoteca, donde las chicas pagan 40 euros al día por habitación y comida, y que ellas hacen lo que quieren con la gente que frecuenta el local.

Flores se jacta de que en la puerta hay un cartel en el que se lee: La policía ha hecho varias redadas en el club. Basta con teclear en Google el nombre de su local y aparecen noticias de que hablan de la desarticulación de la mayor red de prostitución en la zona. La cosa siempre acaba igual: Él lo niega todo terminantemente a este diario: En su lugar, telefonea al periódico un señor llamado Miguel Pérez , que asegura ser el responsable de la actividad: Aprovechando la coyuntura, las tres mujeres nos cuentan -protegidas en el despacho de un abogado- cómo es la vida en un putiferio de carretera.

Morbo poco, explotación laboral mucha. Son prostitutas, pero podrían ser teleoperadoras hartas de ser pisoteadas. Como reza el dicho: Lo cuentan ellas solas. Tandas de 21 días [la otra semana del mes es para la regla]. Era todo un fraude. Teníamos contrato, con sueldo de euros. Por supuesto, no nos lo pagaban. De los 30 euros de cada copa, la mitad era para ellos.

El contrato era de camarera, o de animadora, o de no sé qué de ocio. Da igual, todo mentira. Si te ibas con un cliente, te cobraban 90 euros por salir, pero también si te ibas con tu novio. La jornada era, como es en todos los puticlubs, de cinco de la tarde a cinco de la mañana Si no bajabas justo a la hora en que abrían, multa. Si estabas mal de salud y te subías un rato a la habitación, multa.

Bueno, yo sé de embarazadas que han muerto en puticlubs porque el jefe les ha dicho: En el Model's te forzaban también, con la amenaza de que te echaban si no. Él mismo, Tuñón, nos giraba por sus otros puticlubes: Es decir, 24 relaciones sexuales. Ania también alcanza esas maratonianas cifras: Yo hacía lo que fuera por quitarme de encima al cliente, muchos van tan ciegos que en un rato te largas y ni saben si se han corrido o no La publicidad del Model's, situado en un polígono industrial a tres kilómetros de Oviedo, suele circular habitualmente como flyer por las calles de la capital asturiana.

La carne que vende el local es otra, en todo caso. La crisis ha hecho mucho daño, mucho. Ahora muchos meses son de ganar 1. Y muchas ni eso. Los tipos estos las pegaban a ellas en la barra, delante de todos, para amedrentarlas.

La indiferencia de primeras, esa mueca que pone José María a los que quieren acabar la noche en el club, es su pequeña venganza contra el negocio. Hay que echarle huevos. Prostitutas follando en un club prostitutas carretera cree que sus ex compañeros deberían dedicarse a "combatir la delincuencia de verdad", y no a inflar las estadísticas con este tipo de detenciones. Flores cuenta que la treta para saltarse la legalidad es decir que esto es un hotel, con una discoteca, donde las chicas pagan 40 euros al día por habitación y comida, y que ellas hacen lo que quieren con la gente que frecuenta el local. Es decir, 24 relaciones sexuales. En el pueblo no se vería bien que uno de ellos fuese del prostitutas muertas prostitutas en roma de una chica de burdel. Si estabas mal de salud y te subías un rato a la habitación, multa.

0 thoughts on “Prostitutas follando en un club prostitutas carretera

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *